La actualidad del contribuyente

La reducción de jornada y la suspensión de contrato caen a la mitad, pero los despidos colectivos se mantienen

Los despidos con un ERE se acumulan en los servicios ?”también es el sector más numeroso?”, al tiempo que las fórmulas de ajuste que no pasan por echar a los trabajadores a la calle se concentran en la industria. En los dos primeros meses del año por cada dos despedidos en servicios mediante procedimiento colectivo se produjo uno en la industria. La proporción es casi de uno a tres cuando se tiene en cuenta el número de empleados que sufren una suspensión de contrato.

Según las últimas cifras publicadas por el Ministerio de Empleo, en lo que va de año el número de trabajadores afectados por despidos colectivos es igual al mismo periodo del 2015, al tiempo que se ha reducido a la mitad la cantidad de asalariados que han visto cómo les han reducido su jornada o les han suspendido el contrato.

En enero y febrero de este año, 3.438 empleados perdieron su trabajo a través de un ERE, apenas cinco menos que el año pasado. En cambio, los trabajadores afectados por suspensiones de contratos se situaron por debajo de los 5.000, un 57% inferior que en el 2015. Otros 1.748 sufrieron una reducción de la jornada, la mitad que a principios del año pasado.

Estos 3.438 despidos colectivos en lo que va de año se han producido en 118 empresas distintas. Según reflejan los datos de Empleo, cinco procedimientos de otras tantas compañías de más de 5.000 trabajadores supusieron la desaparición de 915 puestos de trabajo. Entre enero y febrero, más de 1.000 asalariados en pequeñas empresas (menos de 50 trabajadores) sufrieron un despido colectivo.

Si tomamos como referencia el 2012, año en el que el Gobierno de Mariano Rajoy sacó adelante la última reforma laboral, las estadísticas arrojan que, con la mejora de la economía, se ha ido rebajando el número de trabajadores despedidos mediante un ERE. Ese año se quedaron en la calle casi 83.000 trabajadores, mientras que el 2015 se cerró con 24.500 despedidos. Hace cuatro años, 300.713 trabajadores se vieron afectados por una suspensión de empleo y otros 99.724 sufrieron una reducción de jornada.

A pesar de los comentarios sobre una posible anticipación en los últimos meses de ERE con despidos por temor a la modificación del actual marco legislativo.

Fuente: La Vanguardia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *