Nueva deducción por inversión

Compartir
Print Friendly

INVERSION

Si usted es empresario individual, a partir de ahora podrá aplicar una deducción en su IRPF por los activos nuevos que adquiera. Eso sí, analice cuándo le conviene invertir para que la deducción sea máxima.

Usted ha leído en la prensa que existe una nueva deducción en el IRPF para los empresarios en estimación directa que destinen parte de los rendimientos de su actividad a adquirir activos nuevos. Pues bien, si está pensando en hacer alguna inversión y disfrutar de dicho incentivo, analice si le conviene hacerlo ahora o bien esperar a principios del año próximo. En algunos casos esto le permitirá ahorrar más impuestos.

Sepa que el porcentaje de deducción varía en función de si usted puede aplicarse determinadas reducciones sobre los rendimientos de su actividad:

  • En general, la deducción aplicable es de un 10% de los rendimientos netos obtenidos después de reducciones.
  • No obstante, si dichos rendimientos han disfrutado de la reducción por mantenimiento de empleo o de la reducción por inicio de actividad, la deducción es sólo del 5%.

Pues bien, estas reducciones son la clave del asunto. Si este año puede disfrutar de alguna de ellas pero en 2014 ya no puede aplicarla, espere hasta el año próximo para invertir y así disfrutar de un porcentaje de deducción más elevado. Apunte. En este sentido, tenga en cuenta:

  • Si está aplicando la reducción por inicio de actividad, también podrá aplicarla en 2014 (esta reducción se aplica durante dos años y el 2013 fue el primero en el que se implantó). Por tanto, en este caso no ganará nada esperando a 2014, siendo el incentivo del 5% tanto si invierte ahora como si invierte el año próximo.
  • Respecto a la reducción por mantenimiento de empleo, sepa que va a prorrogarse también al 2014. No obstante, si prevé que en dicho ejercicio no va a cumplir los requisitos para aplicarla (porque va a disminuir su plantilla respecto al 2008, o va a sobrepasar los 25 empleados), entonces sí que le saldrá a cuenta hacer la inversión en 2014.

Ejemplo:

Furgoneta.

Los rendimientos netos anuales de su actividad son de 60.000 euros al año, y usted va a adquirir una furgoneta nueva por 35.000 euros. En 2013 tiene derecho a disfrutar de la reducción por mantenimiento de plantilla, pero prevé que no podrá aplicarla en 2014. En este caso, invertir en 2014 en lugar de hacerlo en 2013 le permitirá ahorrar 1.750 euros:

Concepto   

Compra 2013

Compra 2014

2013

2014

2013

2014

Rendimiento neto

60.000

60.000

60.000

60.000

Reducción 20%

-12.000

0

-12.000

0

Rend. neto reducido (1)

48.000

60.000

48.000

60.000

Cuota IRPF (2)

13.215

18.477

13.215

18.477

Deducción (3)

-1.750

0

0

-3.500

Suma cuotas a pagar

29.942

28.192

  1. Como el rendimiento neto reducido es superior al importe del activo adquirido, tanto en 2013 como en 2014 puede aplicar la deducción por toda la inversión realizada.
  2.  Contribuyente casado con dos hijos que presenta declaración de IRPF individual.
  3.  El 5% en 2013, al aplicarse en ese año la reducción por mantenimiento de empleo; 10% en 2014, cuando ya no se aplica esta reducción.

Procure realizar sus inversiones en años en los que no pueda aplicar la reducción por inicio de actividad ni la reducción por mantenimiento de empleo. Así podrá disfrutar de un porcentaje de deducción por inversión más elevado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *